martes, 25 de marzo de 2008

El Baix llobregat es un país entre Cataluña y Portugal.

Según Joan Laporta, Cataluña, el lugar donde vivo, es un país entre España Y Francia.
Ante estas palabras no me queda más que recomendarle a este extraño personaje que se pase por alguna clase de primaria para que le enseñen geografía, historia y respeto, uy, esto último ya es más difícil.

http://www.20minutos.es/noticia/362847/0/laporta/cataluna/espana/

Que pena que algunos utilizen el fútbol para sus aspiraciones políticas. Ya está bien hombre, luego dirán que España no nos quiere y que al Barça le silban cuando juega en otros estadios del resto de España porque los españoles somos unos garrulos anticatalanes.
Me pregunto si el presidente del Barça cuando hace estas declaraciones piensa en los catalanes que no tenemos ningún reparo en sentirnos y decirnos también españoles, si españoles, que estamos por unir antes que separar, por sembrar amor, paz y amistad antes que fomentar las diferencias, las trifulcas, las enemistades y las guerras ficticias.

Soy vicentino, hospitalense, del baix llobregat, catalán, español, europeo, ciudadano del mundo, pero todo eso es una casualidad, lo que ya no es una casualidad es mi relación con el mundo, lo que soy capaz de aportar a la sociedad y en mi caso solo puedo decir que ante todo y sobre todo soy o intento ser PERSONA...

En fin, este vídeo se lo dedico a Joan Laporta, por lo de escocío...

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Laporta de mayor quiere ser el Berlusconi catalán.

La verdad es que el Barça será más que un club, pero con los presidentes es un un puti-club ( amb perdó). ¡Vaya tropa!: Nuñez, Gaspar y ahora el pijo "radical" Laporta...

Jarrote Vil dijo...

El cerebro de Laporta es una masa amorfa que se encuentra entre su cuello y su pelo.

¡Visca el barça i Visca catalunya! Pero no una cosa por la otra.

Maikel dijo...

Dani, como bien sabes. A mi el Barça me la resbala bastante. Lo que no me resbala es lo que desde hace muchos años. Y más aún desde que estamos en democracia. Se tiende a asociar deporte y reinvindicaciónes políticas legitimas o ilegitimas. Tanto me da.

El deporte debería de servir como un vehículo unión de las personas no de confrontación.

El deporte principalmente es un vehículo para mantenernos en forma física. Y a su vez nos permite relacionarnos con todo tipo de personas sea cual sea su ámbito social, nacional o sentimental.

El deporte nunca debes ser o servir para exacerbar o exaltar sentimientos nacionalista más o menos reinvidicativos.

En el caso concreto al que este hombre se refiere. Desde la directiva del Barça se deberían de dar cuenta que tienen que avanzar con los tiempos. Y darse cuenta que todos los grandes equipos mundiales no se casan con nadie políticamente puesto que esto es un lastre desde el punto de vista institucional del club y más a un, una reduccion ingresos económicos tan importantes en los clubs via Marketing.