viernes, 9 de mayo de 2008

Europa: una forma más humana de ver el mundo.



Manifiesto de Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía en el Día de Europa:


Cs es un partido con clara vocación europeísta que apuesta decididamente porque Europa sea un auténtico espacio común de paz, libertad, igualdad, justicia, solidaridad, prosperidad y democracia. Ciudadanos apuesta por una Europa que oriente la mundialización hacia el derecho y la justicia.

El Día de Europa se celebra cada año el 9 de mayo en todos los países europeos para conmemorar el nacimiento de la Unión Europea el 9 de mayo de 1950. Ese día se puso la semilla de la actual Unión Europea y desde entonces un largo proceso de unificación está en marcha. Desde Ciudadanos queremos construir no sólo una Europa de libre cambio, sino una Europa política y socialmente fuerte, porque Europa es más que un mercado. Es una manera propia de actuar, de defender las libertades y la democracia, de luchar contra las desigualdades y las discriminaciones, de pensar y organizar las relaciones laborales, de acceder a la educación y la sanidad.

Europa es ahora una tierra de paz. Los enemigos de ayer se han reconciliado. La desunión ha dejado paso a la búsqueda de una unidad siempre reforzada. Europa es el espacio del planeta donde la democracia y el Estado de derecho están más implantados. Es el único conjunto político donde la pena de muerte ya no existe. Es la tierra donde más hincapié se hace en el respeto de la persona humana.

Europa es el espacio jurídico político donde más se conjuga prosperidad económica y progreso social. Pese a las desigualdades que subsisten, Europa disfruta actualmente de un altísimo nivel de desarrollo económico. Se han conquistado derechos sociales: el derecho a la protección social, los derechos sindicales, el derecho a una enseñanza gratuita.

La Carta de los derechos fundamentales proclama estos valores. Trátese de dignidad e integridad de la persona humana, de libertades o de solidaridad, de igualdad, ciudadanía o justicia, o incluso de derechos nuevos, como los que preservan nuestro patrimonio natural, el conjunto de los principios que fundamentan la civilización europea quedan así consagrados.

Para equilibrar el edificio de la Unión la coordinación de las políticas económicas debe incrementarse considerablemente. La lucha contra el "dumping fiscal" es una prioridad inmediata: no es aceptable que unos Estados miembros utilicen una competencia fiscal desleal para atraer las inversiones internacionales y los traslados de sedes sociales de los grupos europeos. A la larga, una armonización global de la fiscalidad de las empresas es necesaria.

Esta coherencia económica debe estar al servicio de la solidaridad social. Las condiciones de trabajo de los empleados deben armonizarse por arriba. Hemos de hacer retroceder la precariedad y combatir las discriminaciones. Debemos crear las condiciones para un diálogo social con los sindicatos a escala europea. Debe edificarse un auténtico derecho social europeo que fije normas comunes ambiciosas, en particular en materia de información y participación de los trabajadores en la vida de las empresas, de derecho de despido, de lucha contra el trabajo precario y política salarial. Nuestra perspectiva es la de un tratado social europeo.

Asimismo, los europeos necesitan, para garantizar la igualdad de los ciudadanos, su solidaridad y el interés general, servicios públicos fuertes y eficaces. Estamos a favor de una directiva europea que defina un marco jurídico para consolidar el papel de los servicios públicos en Europa.

En un mundo globalizado, la Europa que Ciudadanos defiende no podría conformarse con ser una isla de prosperidad relativa y de estabilidad. Tal egocentrismo sería una ilusión. Europa encierra un modelo, pero un modelo abierto al mundo, en concreto al Mediterráneo y sus riberas. Europa tiene por vocación orientar la mundialización en el sentido del derecho y la justicia.

1 comentario:

Frank dijo...

Me considero un europeísta convencido y pragmático al fin y al cabo.
Pero esta Europa a medida que va engullendo a países y más países, se va atragantando y relantizando el paso. La fuerza, vitalidad y reformas emprendidas poco a poco, van perdiendo sustrato y aletarga.
Europa actualmente es un Gigante con pies de barro a la hora de tomar decisiones conjuntamente.
Unión monetaria, unión política cuando tengamos en breve a un Presidente de Europa... y unión militar? Cuando exista un ejército fuerte capaz de plantar cara a Rusia y Estados Unidos, sólo así seremos por fin una unión fuerte.
Por cierto, un interesante blog.
Un saludo
Frank